El primo de esta jovencita se acaba de abrir una sala de masajes en su casa y ella se ha ofrecido para ser su primera clienta, el jovencita conforme le iba dando el masaje se le iban poniendo los pezones como para colgar abrigos de pana mojados :) y el al verlos de esa manera se le puso la polla dura, la jovencita le pidió que se la sacara y se la metiera en su boca, para terminar de ponérsela bien dura, para después se la metiera en su chochito prieto