Mi sobrina viene una vez por semana a limpiarme la casa a cambio de dinero, hoy mientras pasaba yo mi resaca sobre mi cama, entro ella a limpiarla, venia con una falda tan corta que cuando se agachaba se le veían las bragas y dentro de ellas un enorme bulto, yo me puse muy cachondo pensando el enorme coño que tenia que tener, casi sin darme cuenta me saque la polla y me la empecé a machacar, ella al se giro y me pillo con mi manubrio en la mano, empezó a sonreír y me dijo que si le daba un poco mas dinero no haría falta que yo me pajeara mirándola, si no ella me sacaría mi leche botando como una loca sobre mi polla