Bastante zorra es mi hermana, como fui yo el que en su día la desvirgo, se a quedado medio enamorada de mi y ahora todas las mañanas se cuela en mi habitación y me despierta con una buena mamada, para que después me la folle, se ha vuelto una viciosa y eso me hace a mi perder los papeles y darle duras embestidas