Hoy es el cumpleaños de mi hijo y como todos los años, me levanto temprano para prepararle el desayuno para llevárselo a su cama, como ayer salio hoy estaba resacoso y un poco mas cariñoso de lo normal, el cabrón se destapo para que viera que estaba desnudo y con su rabo a medio empalmar y me nudo rabo que tiene el cabrón, no me pude resistir a llevar mi boca sobre esa polla y terminar de ponérsela dura con unos buenos lametazos, para que después me follara