Ayer me hice un esguince en el tobillo jugando al futbol y mi madre como me vio sufriendo con el dolor, no se le ocurrió otra forma mejor que aliviármelo, con una buena mamada, pero yo me puse muy cachondo y le pedí que me dejara follarmela