Esta madura trabaja con su hermano en una finca y no salen de ella para nada aun no han conocido la ciudad y como ninguno de los dos esta casado, se dedican a saciarse sus ganas de sexo uno a otro, echando polvos como el que veremos en el video porno