288 Jovencitas Incest
Mi hermano y yo nos fuimos de vacaciones con nuestros padres, alquilamos un bungalow con dos habitaciones una para mis padres y otra para nosotros. Mi hermano y yo decidimos salir de fiesta con unos chicos que habíamos conocido en el camping, tras pasar toda la noche de fiesta y llegar un poco morado a casa, decidimos irnos a dormir. Yo no podía dormir cuando cerraba los ojos solo veía la imagen de mi hermano clavandome su polla, eso me llego a poner muy cachonda, tanto que me fui a su cama, para hacer esa imagen realidad.