Mi hija la cabrona sabe que me pongo muy cachondo viéndola vestida de animadora y cuando se ha ido su madre a trabajar, la muy zorra a subido a cambiarse y ponerse su uniforme de animadora, para enseñarme su nueva coreografía, al verle sus braguitas se me puso la polla muy dura y le dije que no siguiera que si no acabaría follandomela, ella me contesto que era muy cortito que eso es lo que quería ahora que no estaba su madre