Aunque mi madre y yo tenemos nuestras parejas, no hay día que nos quedemos a solas y nos comamos...