Cuando no está mi mujer, mi hija y yo jugamos al billar, apostamos siempre, que el que pierda, tender...