Ayer mi hijo y yo nos estábamos tomando unas cervezas en casa mientras veíamos el fútbol, cuando de repente...