Desde que me separe de mi mujer, mi hija viene de vez en cuando hacerme una visita a mi casa, siempre charlamos mientras tomamos unas copitas, se que eso le pone a ella muy cachonda y al final me dejara comerme sus enormes tetas antes de follarmela